Cabello

Cabello dañado; repáralo con esta mascarilla de maicena

La maicena se encuentra principalmente en la alacena de la cocina, sin embargo, ofrece al cabello excelentes beneficios y nutrientes para combatir y tratar los problemas presentes en él y en el cuero cabelludo.Tiene componentes importantes que incluyen vitaminas A, B, C y E; minerales como zinc, magnesio, potasio, hierro, calcio y fósforo; también tiene antioxidantes y fibras. 

Por Anabel Azuara

-
Cabello dañado; repáralo con esta mascarilla de maicena

Cabello dañado; repáralo con esta mascarilla de maicena - Anabel Azuara Z��iga

La maicena se encuentra principalmente en la alacena de la cocina, sin embargo, ofrece al cabello excelentes beneficios y nutrientes para combatir y tratar los problemas presentes en él y en el cuero cabelludo. La maicena tiene componentes importantes que incluyen vitaminas A, B, C y E; minerales como zinc, magnesio, potasio, hierro, calcio y fósforo; también tiene antioxidantes y fibras

Lo mejor de la maicena es que consigue arreglar los rizos a la perfección, ayuda a alisar el cabello, repara el cabello dañado, aporta brillo y suaviza el cabello. Desde la primera aplicación puedes notar grandes cambios. 

Uno de los principales usos de la maicena en el cabello es para alisarlo, pero no creas que será un acabado como el que queda después de usar la plancha de pelo. La maicena ayuda especialmente si tienes el cabello encrespado, es decir, si usas maicena en tu cabello, será mucho más manejable, suave y efectivamente más terso. 

Si tu cabello está pasando por una crisis de frizz, es decir que está esponjado o encrespado, la maicena te será de gran ayuda, permitiendo mayor facilidad a la hora de peinarlo, manejabilidad, mucho más brillo y sobre todo suavidad. Además, la maicena tiene componentes importantes para hidratar el cabello, lo que le permite adquirir la humedad suficiente para una mejor apariencia y para despedirse de los signos de sequedad en el cuero cabelludo. 

Las propiedades de la maicena hacen que sea un producto muy eficaz para eliminar los signos del cabello dañado, las mascarillas a base de maicena que se elaboran para tratar estos problemas se recomienda utilizarlas dos veces por semana, por un período de 30 días. Si eres lo suficientemente constante se notarán los cambios en tu cabello, la maicena ayudará a nutrir, reparar y reconstruir el cabello desde su raíz, fortaleciéndolo y previniendo el debilitamiento del cabello, es decir que previene su caída y a su vez acelera el crecimiento del cabello. 

Puedes leer: Mascarillas de maicena que rejuvenecen tu piel como tratamiento de spa

Al ser un producto versátil, la maicena no solo se usa para combatir los problemas del cabello seco, sino también el exceso de grasa. Tiene la capacidad de reducir y regular la cantidad de sebo producido por las glándulas sebáceas. Ayudando a su vez a prevenir la presencia de caspa y otros problemas capilares provocados por la cantidad innecesaria de grasa en el cuero cabelludo. 

La maicena para ser aplicada al cabello debe combinarse con otros ingredientes naturales que también aporten nutrientes al cabello para reforzar los beneficios, es decir, debe aplicarse siempre sobre el cabello como mascarilla capilar y no la maicena en polvo directamente. 

Mascarilla de maicena y aceite de oliva 

Ingredientes: 

  • 1/2 taza de agua 
  • 1 cucharada de maicena 
  • 2 cucharadas de acondicionador 
  • 1 cucharada de aceite de oliva 

Preparación y aplicación: 

Mezcle muy bien la maicena y el agua, luego coloque la mezcla en una olla a fuego lento mientras revuelve constantemente para formar una pasta de gelatina. 

Retirar del fuego y una vez frío añadir el acondicionador junto con el aceite de oliva y mezclar hasta incorporar todos los ingredientes. 

Separa tu cabello en pequeñas partes y aplica la mezcla de medias a puntas y luego a la raíz del cabello. Es muy importante que apliques suficiente mezcla en las puntas, es una prioridad aplicarla en ellas. 

Una vez que hayas aplicado la mezcla por todo el cabello, ponte un gorro de baño en la cabeza y encima una toalla tibia, debes mantener el cabello caliente durante 20 minutos. 

Luego déjalo enfriar y retira la mezcla con abundante agua tibia y champú, procurando no dejar rastros en el cuero cabelludo. 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Temas de interés e historias especiales para mujeres fuertes.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Cabello