Lifestyle

La autoobservación y cómo afecta las relaciones sociales

Hay personas que se adaptan al contexto para encajar en él, y hay quienes se rigen por sus estados internos

Por Jazmín Nuñez

- 22 de Noviembre de 2021 - 14:40 hs
La autoobservación y cómo afecta las relaciones sociales

La autoobservación y cómo afecta las relaciones sociales (unsplash.com)

Qué es la autoobservación y cómo afecta las relaciones sociales. Basta con sentarse con un grupo de personas un momento, y verlas interactuar, para identificar diferencias. Algunos tenderán a captar la atención, mientras otros prefieren mantenerse más a la distancia. Habrá quienes desplieguen todo su carisma, modulen la voz y reaccionen de forma expresiva, y quienes se limiten a ser naturales y despreocupados. Esta diferencia de actitudes puede explicarse con base en un interesante concepto: la autoobservación.

La autoobservación puede definirse como el grado en que una persona adapta su conducta al contexto social. Es decir, el nivel en el que se monitoriza a sí misma para responder de una forma socialmente deseable: actuar en base a lo que los demás esperan de él/o ella.

Y sin duda alguna, el uso que hagamos de esta habilidad puede determinar el éxito de nuestras relaciones sociales, pero también dice mucho acerca de nuestra propia personalidad. 

La autoobservación

La autoobservación es un concepto propuesto por el psicólogo social Mark Snyder con el fin de mostrar el cómo se manejan las personas socialmente; en específico, de cuánta atención ponen en su comportamiento y a que este se ajuste a las expectativas sociales.

Conoce los niveles de autoobservación y conoce más sobre la individualidad en las relaciones sociales (unsplash photo)

A veces, también se utiliza el término automonitorización y otros relacionados como autocontrol y autopresentación. Lo que estamos analizando es la importancia que tiene para una persona, la imagen que está proyectando ante otros y en qué grado se supervisa a sí misma para que esa proyección sea positiva. Hay personas que se adaptan al contexto para encajar en él, y hay quienes se rigen por sus estados internos y personalidad natural.

Lee también: La calabaza ayuda a mejorar la memoria y desarrollar la inteligencia

Junto a la teoría de la autoobservación, el psicólogo Snyder diseñó una escala a la hora de evaluar este rasgo. En otras palabras, nos ayuda a determinar en qué punto del continuo se encuentran. En ella se le pide al sujeto, o persona que valore su grado de acuerdo o desacuerdo con afirmaciones como las siguientes:

  • No siempre soy la persona que parezco ser.
  • Me río más cuando estoy viendo una comedia con otras personas que si estoy solo.
  • Raramente soy el centro de atención en los grupos.
  • Tiendo a mostrar diferentes partes de mí mismo a diferentes personas.
  • Intento prestar atención a las reacciones de otros a mi comportamiento para evitar estar fuera de lugar.

¿En qué punto te ubicas, Alta o baja autoobservación?

En función de las respuestas dadas al cuestionario, la persona obtiene una puntuación que la sitúa en la zona alta, baja o intermedia del continuo de autoobservación. Por lo general, existen algunas características comunes para los sujetos que comparten puntuaciones similares:

Personas con Alta autoobservación:

  • Son extrovertidas y orientadas hacia otras personas.
  • Actúan en función del contexto y se rigen por las situaciones específicas.
  • Tienden a supervisar y monitorizar su comportamiento para adaptarlo a las demandas sociales.
  • Son más sensibles a la expresión y la autopresentación de los otros. Son buenos extrayendo claves y leyendo a quienes tienen enfrente.
  • Suelen tener diferentes amigos para diferentes actividades.

Personas con baja autoobservación:

  • Son introvertidos y orientados hacia sí mismos.
  • Se rigen por sus principios, creencias y disposiciones personales, independientemente del contexto en el que se encuentren. Por tanto, no cambian en función de la situación.
  • No suelen observarse para adaptarse al contexto; son, más espontáneos y despreocupados.

Cabe resaltar que estas características representan a las puntuaciones más elevadas y más bajas, pero la mayoría de la población se sitúa en posiciones intermedias. Por ello, es probable que no te sientas identificado al 100% con una u otra.

El grado de autoobservación influye significativamente en sociedad. Quienes presentan una alta automonitorización suelen ser más exitosos y carismáticos en sus interacciones con los otros, pues se adaptan mejor a las demandas de los diferentes contextos.

Por su lado, quienes muestran un bajo nivel de autoobservación, pueden experimentar con mayor frecuencia el rechazo social o vivir interacciones poco satisfactorias. En cierto grado son poco sensibles a la norma y esto puede ocasionarles problemas a nivel social y de comunicación.

¿Con cuál te identificas más?

Lee también: Alimentos saludables que te quitan el hambre

Lee también: Lo que la numerología revela sobre los ciclos de vida y tu nacimiento

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Temas de interés e historias especiales para mujeres fuertes.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Lifestyle