Maquillaje

Cómo limpiar y guardar tus cosméticos de belleza

Para limpiar y guardar tus productos de belleza es importante que tengamos a mano insumos como el alcohol o el jabón. ¡Acá se te explica!

Por Jazmín Nuñez

- 04 de Enero de 2022 - 18:05 hs
Cómo limpiar y guardar tus cosméticos de belleza

Cómo limpiar y guardar tus cosméticos de belleza (pexels.com)

Para limpiar y guardar los productos de belleza en casa de manera correcta es una tarea que está lejos de ser exagerada o de carecer de importancia. Sabemos que las bacterias son microscópicas y que, por lo regular, solo se limpia la suciedad que está a la vista.

Puede que esto de lugar a una distraída confianza y acarrear errores que resulten peligrosos. Sin olvidar que estos productos y las herramientas que se emplean en su aplicación van a puntos de la piel cercanos a las mucosas. Por ejemplo, la máscara de pestañas, las sombras de ojos o el delineador, los que pasan muy cerca de los lagrimales y pueden generar problemas oculares.

Utilizar estos productos y las brochas o aplicadores con precaución, tanto como mantenerlos personalizados, limpios y desinfectados son un requisito indispensable para evitar afecciones. Estos riesgos no suelen vincularse directamente a las prácticas de belleza, aunque el peligro está latente.

También puedes leer: Perfumes y consejos para que dure todo el día

Se sabe que los cosméticos son delicados y están destinados a zonas del cuerpo que son ventanas al interior del organismo. Por esta razón, limpiar y almacenar los productos de belleza de manera correcta es de gran importancia. Todos los productos tienen visible su fecha de caducidad. Si notas algo desagradable o inusual en textura, olor y color, no los uses. No olvides que algunos contienen agua o esencias vegetales y aceites, elementos naturales que pueden dañarse sometidos al calor o a la humedad.

Cómo limpiar y guardar tus productos de belleza (pexels.com)

Ten en cuenta que cada vez que abres un frasco o destapas una crema, entra aire. Tapa bien los envases una vez que has pasado el producto al aplicador o dejas de usarlo. Una vez abierto comienza a correr su tiempo de expiración.

Guardar en la nevera. Puede parecer no muy práctico, pero es ideal meter en la nevera las cremas que protegen el contorno de ojos. Estas son las que atacan las bolsas, producto de la deshidratación. En este caso, el frío aumenta los beneficios de su propósito, contrayendo los vasos sanguíneos y rebajando la hinchazón. La nevera, además, aumenta el tiempo de efectividad de algunos productos que contienen retinol, un derivado de la vitamina A. Les va bien esta temperatura a las bases de maquillaje líquidas, laca de uñas y mascarillas frutales.

El refrigerador será tu aliado para alargar la vida de estos productos. Incluso los que tienen entre sus componentes vitamina C.

Conserva en un sitio fresco, sin luz solar directa. Los delineadores de ojos y las máscaras de pestañas se deben guardar en sitios frescos. Ello es para evitar la acción del calor sobre los pigmentos y la proliferación de bacterias, puesto que serán usados en una zona en extremo sensible. Los labiales, en particular, se la llevan mal con el calor, pues tienden a derretirse. De igual forma, mantén en estas condiciones los productos de belleza ecológicos que carecen de conservantes. Han de ser usados en un lapso perentorio relativamente corto.

Si bien las cremas hidratantes tienen protección solar, aunque tengan un envase opaco y diseñado para impedir la llegada directa de los rayos ultravioleta, deben usarse con la precaución de que la crema vaya del tarro a la cara. Los perfumes no pueden recibir luz solar directa, de lo contrario modifican su constitución. El calor y la humedad también actúan sobre las fragancias alterando sus ingredientes esenciales.

Conserva en lugar seco. Debes conservar en un lugar fresco los polvos porque la humedad los afecta. Si quieres preservarlos, lo ideal es que los saques de la sala de baño y los mantengas alejados de alguna fuente de calor. Igual con las esponjas y los pinceles, herramientas de uso frecuente que necesitan permanecer limpias y secas. Y te recomendamos, una vez que las uses, secarlas al sol o ayudarte con un secador. Recuerda que las bacterias crecen en la humedad.

Ahora, para desinfectar los productos de belleza. La primera norma es que los productos de belleza son personales. Están demasiado cerca de ti y compartirlos es abrir la posibilidad de transmitir o recibir enfermedades. Otro dato es desinfectarlos, si no después de cada uso, al menos una vez a la semana. Por otro lado, el amigo fiel para la desinfección de los productos de belleza es el alcohol isopropílico al 70 % y una botella con atomizador. Enfócate en las brochas, las esponjas, los pinceles, los cepillos y los peines.

También puedes desinfectar los labiales rociando alcohol y, si necesitas una limpieza más profunda, porque lo has prestado a otra chica, con una espátula retira una capa. También puedes rociar los cuellos de botella de las bases o bordes de las cremas. Si no confías en el estado de limpieza de un polvo retira la capa superficial y rocíale alcohol; luego deja secar al aire unos minutos. En general, puedes rociar alcohol sobre todos tus productos, a una distancia de 15 centímetros, y dejarlos secar por espacio de unos pocos minutos.

Como dato adicional, los lápices delineadores se limpian solo sacándole punta. Pero antes, asea con alcohol el sacapuntas.

También puedes utilizar simplemente agua y jabón. Suele ser suficiente para la higiene de pinceles y brochas de cerdas naturales. Pon la sustancia jabonosa en la palma de tu mano y pasa la brocha haciendo movimientos circulares. Aclara con agua y repite la operación hasta que el agua salga completamente limpia. Para evitar que el agua dañe el palo, coloca el pincel o la brocha sobre un papel higiénico absorbente hasta que se seque. Las esponjas también aceptan agua y jabón, dejándolas secar bien antes de volver a usarlas.

También puedes leer: Haz que tu esmalte de uñas dure más, ¿cómo?

Cómo limpiar y guardar tus productos de belleza (pexels.com)
Síguenos en

En esta nota

Jazmín Nuñez

Escritora de buena vida, belleza, maquillaje y salud. Soy una apasionada de las letras. Y su significado. De lo que cada palabra indica, y lo que puede hacerte sentir. Alma de bailarina, con el mejor oído musical. Pintora, fotógrafa, cantante, actriz, amo el teatro y los gatos, los perros, y a todos los animales. El ser humano, me gustaría, expandiera más sus capacidades, porque somos seres magníficos. Mejores, que en cuentos de hadas. 1993

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Temas de interés e historias especiales para mujeres fuertes.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Maquillaje

Síguenos