Natura

Cómo cuidar la piel durante el invierno

No dejes que tu piel se seque y te cause molestias durante el invierno. Mantenla hidratada con estas recomendaciones.

Por Itzel Olivares

- 14/01/2021 10:40

Cómo cuidar la piel durante el invierno. Foto: Pexels (Pexels)

Sabemos que ante los cambios de temperatura la piel es la primera en resentirlos. En el caso del frío, los síntomas se asocian directamente con la deshidratación: los labios partidos, enrojecimiento en mejillas e irritaciones en la piel de diferentes zonas. Por ello para cuidarla tenemos a nuestra disposición distintos productos que la protegen de fríos y calores extremos.

Comencemos por el agua. El cuerpo pierde hidratación y, en resumen, agua para mantener las funciones de los órganos, y lo hace de una manera silenciosa. No nos damos cuenta, como durante el verano, por lo que en ocasiones rehidratamos nuestro cuerpo sólo cuando ya es muy evidente la resequedad de la piel, de los labios o sufrimos dolores de cabeza por la falta de agua.

Y sí, aunque necesitamos agua, no hablamos de lavado. Por supuesto que tendrás tus duchas habituales, pero hablamos, en primer lugar, de consumirla. Si, como yo, reduces tu consumo de agua potable durante la época de frío porque te ocasiona constantes visitas al baño, debes saber que no importa: haces mucho daño al dejar a tu cuerpo sin agua, por lo que más vale que tengas suficiente cantidad.

Cómo cuidar la piel durante el invierno. Foto: Pexels

Te puede interesar: Mascarilla vegana que hidrata la piel seca

El rostro, como decimos, es uno de los que más sufren daños con cambios de temperatura extrema. La resequedad invade los labios, los bordes de los párpados y tiende a dejar descamaciones que se reflejan mucho o bien con puntitos blancos por toda la cara. Para esta zona son recomendables aceites faciales, cremas humectantes especiales, agua micelar y aceites en caso de desmaquillarse, así como tónicos faciales. Importante: por tener un efecto de “secado”, evita usar loción astringente o productos con alcohol durante esta época, a menos que quieras limpiar demasiada suciedad de tu rostro.

Además, el lavado no debe ser diario, así que también deja descansar tu piel del maquillaje para que no la sometas siempre a productos químicos. En los labios nada te ayudará más que un bálsamo labial, que podrás usar a todas horas. Llévalo y aplícalo cuantas veces consideres necesario, ya que evitará la sensación de resequedad y, por lo tanto, que se partan. Es importante que no pases tu lengua sobre ellos si los sientes resecos, ya que se convierte en un círculo vicioso que los reseca aún más.

Si no te molesta la sensación del bálsamo labial, aplícalo más allá del borde de tus labios. Esto te funcionará aún más si recientemente has hecho depilaciones en la cara. Para esto te funcionará también el aceite facial de semilla de cártamo. Si en tu ciudad se vive con fríos extremos, la ventaja al usar aceite es que no sufrirás de exceso de grasa siempre que moderes las gotas que aplicas, ya que se compensará la resequedad del frío con la humectación del aceite.

Cómo cuidar la piel durante el invierno. Foto: Pexels

En el resto del cuerpo, elige una crema humectante de tu preferencia.  Recuerda hacer énfasis en las zonas que tienen a ser más ásperas, como codos, talones y rodillas. Para esto pueden ayudarte algunos exfoliantes suaves y caseros que quitarán tu descamación si se produce por resquedad. Si eres de piel sensible y padeces enfermedades de resequedad extrema como dermatitis atópica o psoriasis, siempre acude con un dermatólogo antes de aplicar cualquier producto.

Mantén temperatura en habitaciones

En la medida de lo posible, mantén una temperatura agradable en las habitaciones. Esto se logra usando el calefactor, aunque el aire del ambiente que resulta de éste también tiende a resecar tu piel. Para contrarrestar los efectos, utiliza un humidificador. Ayuda a restaurar un poco de humedad, además de que beneficia a tus pulmones y, en caso de usar aceites aromáticos, te ayudará a la relajación, otro factor que necesitamos en nuestra vida cotidiana para mantener nuestra piel radiante.

Así, evita mantener niveles altos de estrés durante el invierno, ya que tu piel resentirá estas causas al doble. Toma mucha agua, respira, humecta tu piel y continúa haciendo ejercicios (¡no pares por ninguna mala cara del clima!) y lleva una vida lo más tranquila posible. Verás que luces perfecta.

Cómo cuidar la piel durante el invierno. Foto: Pexels

Sigue leyendo: Manteca de cacao: una bendición para las piel seca

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Temas de interés e historias especiales para mujeres fuertes.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Natura