Opinión

El color rojo en la psicología

Significado del color rojo en la psicología

Por Jazmín Nuñez

- 24 de Noviembre de 2021 - 16:37 hs
El color rojo en la psicología

El color rojo en la psicología (pexels.com)

El rojo representa el color de la fuerza, la sangre y el dolor, pero también el de la vida y el amanecer.  Es el color que representa la sangre y las entrañas, del fuego y de la fuerza. El significado del color rojo está lejos de los adjetivos suaves y tenues.
Es un hecho que los colores influyen en los sentimientos, las ideas e incluso las decisiones. Si bien se trata de relaciones mayormente inconscientes, la conexión entre la mente y el espectro de color visible ha sido muy estudiada y hoy en día es una variable a controlar.

La similitud que comparte este color con la sangre arterial y ciertos tonos del fuego hacen del rojo un color fuertemente asociado con el calor, la violencia y el dolor. Provoca rechazo cuando lo que se busca es paz y serenidad, así como cuando se combina con colores como el negro, pues evoca diferentes formas de violencia.

Por otra parte, también tiene connotaciones de carácter positivo. Una de las más conocidas es el amor pasional y enérgico, así como a la sensualidad. El significado del color rojo también está ligado al calor, la energía y a la fuerza física.

También puedes leer: La autoobservación y cómo afecta las relaciones sociales

Si bien es un hecho que cada persona es diferente y existe una interpretación individual para cada color, en el ámbito social existen varias correspondencias entre la personalidad y los colores. En el caso del rojo, este se suele asociar a aquellos que son extravertidos, atrevidos, violentos y espontáneos.

El color rojo en la psicología (pexels.com)

En lo que a temperamento respecta, el rojo no sólo hace referencia a la intensidad de los sentimientos, sino la volatilidad de los mismos. De esta forma, se convierte también en el símbolo del odio, la falta de autocontrol y la labilidad emocional.

Entre los usos más comúnes que se suelen asociar al color rojo, como se ha podido comprobar en su simbología claramente dicotómica, es que genera una respuesta emocional intensa. Por tanto, se suele evitar en lugares donde se necesita crear una atmósfera silenciosa y tranquila.

Sin embargo, es una buena elección cuando se quiere invitar al dinamismo y a la actividad. Se puede encontrar el rojo en productos alimenticios, pues estimula el hambre, así como en moda y logotipos que quieren transmitir una imagen dinámica y joven.

Existe una gran diversidad de marcas que utilizan este color en el mundo del marketing para dotar a los productos de un aura de poder y actividad. Se ha comprobado que favorece el comportamiento irreflexivo y el consumismo, especialmente en productos relacionados con el amor, los cuáles conforman un significativo porcentaje.

El color rojo, junto con el naranja y el amarillo, es uno de los colores que mejor se ven a distancia. Esto lo hace ideal para objetos como las señales de tráfico, flotadores salvavidas, chalecos reflectantes y demás ítems que indican peligro o necesitan ser vistos con rapidez para evitar accidentes.

También puedes leer: Enojo, tristeza, frustración; cómo manejar tus emociones

El color rojo en la psicología (pexels.com)
Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Temas de interés e historias especiales para mujeres fuertes.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Opinión